Desesperación por comida agita hechos de “mini caracazos”

Posted on

Mercal cambia su asistencia en momentos cuando la población más pobre siente las consecuencias de la falta de alimentos. Blanca Luna, socióloga, señala que hay “elementos irracionales” provocando violencia presentes por causas de la falta de educación y crisis económica

Maracaibo, Venezuela, 30/01/2015. La manana de este viernes continuan largas colas a las afueras de los supermercados para comprar alimentos regulados. En la foto: Largas colas en los supermercados para comprar alimentos
En la foto: Largas colas en los supermercados para comprar alimentos

En el discurso político se asegura garantizar la alimentación a los venezolanos. Hacer la distribución y frenar el contrabando de extracción culpable de la escasez y de “guerra económica”, según el Ejecutivo.  Frente a esto, la dirección de la política pública es controlar la colocación a fin de satisfacer la demanda. Mientras, a lo interno, el Gobierno reordena las bases para mantener erigida la misión Alimentación, sobre todo Mercal, programa social con mayor cobertura que el resto de planes oficiales.

Para Blanca Luna, socióloga y analista del discurso de políticas públicas, hay directriz de controlar, reforzando restricciones dada la falta de divisas para responder a los niveles de consumo nacional. Advierte lo peligroso de las consecuencias. Y es que la ausencia de comida repite hechos del pasado. “Hay mini ‘Caracazos’ en el país. Se ven cuando la gente se pelea en las colas. Rompen puertas”.

Explica que existe “violencia”, aunque aislada, es el surgimiento de “elementos irracionales” ajenos a una sociedad formada con “piso educativo”. Se evidencia en los supermercados públicos y privados cuando se venden los productos. Una avalancha de consumidores va primero para obtener el abasto y aflora el sentido de privatizar el acceso a bienes, y surge la “intolerancia”.

El Gobierno, sujeto al timón de ser garante de proteger y velar por el derecho a la alimentación, construyó desde hace una década la plataforma para calmar a los estratos más vulnerables: Mercal. Una de las misiones con “mayor cobertura” y extendida a familias de sectores pobres del país. De acuerdo a la socióloga, es el programa que ningún otro supera, porque “se proyectó como acceso a los sectores populares”.

Pero, en la coyuntura económica de déficit y la incapacidad del Estado para resolver y recuperar el abastecimiento, se desnuda la realidad del logro de la red de Mercados de Alimentos. Con avales de evaluaciones de universidades venezolanas, señala que el resultado principal de abastecer “no fue como se prometió”. La cifra de cobertura a 10 millones de personas “no supera la población objetivo” que aumentó por efectos de la crisis y la baja del músculo financiero del Gobierno.

Las políticas del Ministerio de Alimentación para Mercal se alinean a las necesidades de sectores empobrecidos. Se fijó un censo biométrico y determinar hogares y zonas de deficiencia asistencia. En Zulia, la coordinación regional de la red, inició el plan en municipios pobres: Guajira y Mara. Además, se modificó la distribución a las bodegas y ventas directas. En paralelo se transforman módulos a Pdvales, mercado socialista que se dirige a consumidores con capacidad de compra.

(http://www.laverdad.com, Yasmín Ojeda, 25/05/2015)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s