“Hay insumos para atender las necesidades más puntuales en semillas y agroquímicos”

Posted on

En atención a la crisis de insumos agrícolas que se registra para la siembra de cereales del ciclo invierno, el Gobierno nacional ordenó la activación de un plan logístico de emergencia, con el que pretende cubrir las necesidades en el campo venezolano, donde nada más en maíz blanco y amarillo está planteada la siembra de más de 760 mil hectáreas.

Carlos Osorio, vicepresidente de Seguridad y Soberanía Alimentaria, junto a José Luis Berroterán, ministro de Agricultura y Tierras, y Wilmar Castro Soteldo, gobernador de Portuguesa, presidieron una reunión efectuada en Agropatria, Acarigua, con representantes de 13 asociaciones agrícolas, entre ellos los dirigentes de Fedeagro, Fevearroz y Fesoca.

En lo que va de año, con especial énfasis en los últimos dos meses, la dirigencia agrícola ha alertado sobre los bajos inventarios de semillas y agroquímicos, lo que una vez más fue planteado a las autoridades nacionales y regionales, que escucharon los problemas planteados por los productores y, a su vez, dijeron “sus verdades” en lo que respecta al tema.

Según los altos funcionarios, hay insumos para atender las necesidades más puntuales en semillas y agroquímicos, por lo que se activará un plan logístico entre el sector público y privado, para traer los productos lo más pronto posible.

Antes de acordarse el plan de emergencia, el vicepresidente Osorio se dirigió a los agricultores, a quienes aseguró que el Gobierno no pretende “acabar” con la producción primaria y que lo menos que quiere es seguir importando. Indicó que los parámetros de consumo per cápita se han duplicado y hasta triplicado. “Venezuela está mejor alimentada que hace 15 años”.

Osorio admitió que se tienen fallas y que no se han distribuido todos los insumos y maquinaria agrícola que se ameritan, manifestando que “estamos pariendo para dárselos”, en atención al “compromiso que tenemos con el pueblo venezolano, para garantizarles los alimentos a precios justos”.

Reconoció que hay rubros agrícolas que ameritan un aumento de precio, situación que se está revisando para concertar un mecanismo que no afecte a los consumidores y evitar que se genere especulación. Señaló que todos los años cuando hay un ajuste en el valor de los rubros, no hay un alza en la producción sino que se tienen los mismos resultados que en la cosecha.

Liberación

El también ministro de Alimentación sostuvo que los aumentos en los montos de los rubros agrícolas serán anunciados por el presidente Nicolás Maduro, aunque adelantó que en el caso del girasol se está planteando la liberación del precio, argumentando que no es justo que la soya tenga un valor “justo” pero que se tenga “comprimida” a la oleaginosa. El funcionario espera que de acordarse esto último, no haya especulación.

“Lo que les pedimos a ustedes (los productores) es que nos ayuden a controlar este metabolismo especulativo salvaje. En Mercado Libre están vendiendo semillas de maíz y arroz. ¿De dónde sale eso? Tenemos información de tractores que se están yendo a Colombia”, afirmó Osorio.

Responsabilidad

En esa misma tónica, el presidente de Fevearroz, Fuaz Kassen, intervino en la reunión para señalar que la reunión de ayer hubiese sido más favorable hace dos meses, al tiempo que le recordó a Osorio que tiene una responsabilidad muy grande en la conducción de la recuperación y consolidación económica de los pueblos rurales.

“Da la impresión de que (Osorio) vive huyendo hacia delante porque usted entiende de economía y de alimentación. Nos dice que cómo es posible que tal producto valga dos veces más de lo que costaba el año pasado, cuando usted sabe lo que está pasando en este país. Qué explicación tendría que se pretendió incrementar el precio del fertilizante (distribuido por Pequiven) en 1.600%, aunque a la final fue de 650% (…) si eso ocurre, cómo es que quienes convertimos todos esos insumos en arepa, arroz blanco, carne o leche no podemos tener acceso a esa recuperación de costos y tener derecho a la digna rentabilidad que nos merecemos”, increpó.

Kassen le pidió al Vicepresidente que no ignore la realidad del sector, que se le brinde una rentabilidad al sector primario y agroindustrial, y que se empiece a planificar la logística para el ciclo norte-verano para que tanto el sector público como privado, puedan atender las necesidades de los agricultores, ya que en los actuales momentos “estoy casi seguro que no existe la oferta de insumos ni la capacidad de hacerla real ahorita, pero eso no tiene que derrotarnos”.

Antonio Pestana, presidente de Fedeagro, aseguró a los funcionarios que cuando los precios de las cosechas han estado cercanos a las estructuras de costos, ha habido un repunte en la producción como pasó desde hace tres años con el arroz, a lo que Osorio le preguntó cómo es que con ese incremento en el 2012 se importó más que en el 2013 y 2014. “Revise las estadísticas de la frontera”, le respondió el dirigente gremial.

El presidente de Fedeagro llamó la atención sobre la situación del café “que sigue enfermo de roya”, porque no se han traído los insumos que necesitan para el control de la enfermedad e instó a que se active la Comisión Nacional de Importaciones para que los entes involucrados puedan llevar una contraloría sobre los productos que se traen del exterior y se evite el desvío tanto de alimentos como de productos y maquinaria agrícola.

Acuerdos

Los productores pidieron que haya equidad en la asignación de insumos, maquinaria e implementos agrícolas y que se fiscalicen a las asociaciones para que se compruebe que no son responsables del desvío de productos. También solicitaron el suministro de materia prima a las plantas de  procesamiento de girasol, del cual una parte de la cosecha no se ha podido transformar en aceite comestible.

Las autoridades acordaron gestionar a futuro la instalación de un conglomerado de semillas entre el sector público y privado, tomando en cuenta el problema presentado con la semilla de arroz, cuya mayor proporción es otorgada por Sehiveca (perteneciente al Estado), la cual en enero disponía de un 85% de las necesidades, pero el inventario bajó a un 65% por no tener capacidad para el tratamiento de los materiales, por lo que están recibiendo el apoyo de las empresas.

La lupa

En cuanto a la caña de azúcar, el gerente general de Socaportuguesa, Jesús Lucena, destacó las necesidades de insumos, principalmente de fertilizantes. Dijo que la zafra 2014-15 se ha visto afectada por dos factores: La falta de rentabilidad y de maquinaria y equipos para atender la cosecha y el arrime de la producción a los centrales azucareros.

El vicepresidente Carlos Osorio, destacó que se está acordando la aprobación de un subsidio a los cañicultores, que sería cubierto entre el Estado y los ingresos que se generen por la importación de azúcar cruda, a lo que el gobernador Castro Soteldo agregó que hay que “meterle la lupa” a los centrales del Estado (el Santa Elena y Río Guanare) para mejorar su operatividad e impulsar el desarrollo productivo que Portuguesa está en capacidad de alcanzar a futuro. “Aquí hay un equipo que es aliado, cree y ha visto la seriedad de los productores pequeños, medianos y grandes”, expresó.

http://www.ultimahoradigital.com/27-05-2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s