La otra historia de los cupos a las universidades en Venezuela

Posted on

La otra historia de los cupos a las universidades en Venezuela
Foto: Panorama

“Para nosotros en casa era imposible costear económicamente dos carreras en una universidad privada. Mi hermana y yo obtuvimos nuestros cupos por medio del nuevo Sistema Nacional de Ingreso (SNI) de la Opsu (Oficina de Planificación del Sector Universitario). Mi promedio es de 15 puntos, e igualmente voy a estudiar ingeniería en sistema, que era la carrera que quería”, contó  Efraín Salcedo Anzola, de 17 años.

Efraín fue uno de los 238 estudiantes que les fue asignado un cupo universitario del liceo Alejandro Fuenmayor, en Maracaibo. Su opción en la Universidad Nacional Experimental de las Fuerza Armada (Unefa) fue aceptada, así como para su hermana, Génesis Anzola, de 16 años, quien ingresará a la Universidad del Zulia (LUZ) en la carrera de trabajo social.

Los hermanos viven en el sector Altos de Jalisco, parroquia Coquivacoa de la capital zuliana, donde conviven con tres integrantes más de la familia y donde la única alternativa era una casa de estudios superior pública. “Cumplí todo el proceso por la página de ingreso, porque esa era nuestra opción, y la mayoría de mi salón también ingreso y obtuvo su cupo en LUZ o en otras universidades”, enfatizó.

Para este joven zuliano los ítems del área socio-económica del SNI jugaron un papel fundamental al momento de la distribución de las plazas universitarias. “Mi casa por lo menos tiene techo de zinc, y somos 5 personas que dormimos en tres habitaciones, y eso está reflejado en la planilla que llenamos vía internet; sin embargo, esto no me quita los méritos que yo pueda tener para ingresar a cualquier institución superior”, señaló.

Efraín, con su promedio de 15 puntos, siempre pensó que sí podía ingresar a la universidad; sin embargo, confiesa que no creía que podía entrar en la carrera que él quería y le apasiona, las tecnologías. Pero hubo compañeros de estudios con promedios más bajos, que también ingresaron a las carreras que deseaban del área de ingeniería.

La asignación del 100% de los cupos por parte del Ministerio de Educación Universitaria (MEU) ha generado controversia sobre todo en lo concerniente al supuesto desplazamiento de los mejores promedios académicos en los
liceos.

Sin embargo, como Efraín, Graciela Elena Sierra Ortega, de 16 años, y con un promedio de 18,9 puntos también obtuvo una plaza en LUZ. Es una de los 10 mejores promedios del liceo.

“Yo me esforcé todo el bachillerato por mantener un excelente promedio, porque papá no tiene cómo pagarme una universidad privada, yo siempre aposté a LUZ”, contó esta muchacha que va estudiar ingeniería en petróleo y vive en la avenida Milagro Norte.

“Si hay casos de alumnos que a pesar de no tener un promedio como el mío quieren y tienen la voluntad de estudiar en una universidad pública, porque además no tienen recursos. Pero también, conozco amigos que no ingresaron a pesar de tener calificaciones más altas que las mías, pero estudian en un liceo privado”, dijo.

Graciela ha luchado por mantener su índice académico y actualmente es preparadora de aula en el “Alejandro Fuenmayor”. “Todo aquel que haga un esfuerzo por tener buenas notas debe ser compensado con seguir superándose en otro nivel, que en este caso es el universitario”.

El MEU, la semana pasada, a través de la Opsu, notificó la asignación de 181.000 cupos a través del SNI, y además, la vicepresidencia de Planificación y Conocimiento informó que extendieron el plazo para que quienes no fueron asignados opten por los 79.245 cupos que aún quedan restantes. Dicho plazo empezó el pasado del 29 de mayo y se extenderá hasta el 7 de junio.

Esta situación ha traído reacciones de las autoridades universitarias de las distintas casas de estudios superior, quienes aseguran que las universidades no tienen capacidad para atender tantas plazas. Sin embargo, esta es solo la “punta del iceberg”, pues la Asociación Venezolana de Rectores Universitarios (Averu) rechazó la injerencia del Gobierno en la asignación de las plazas.

Los rectores señalan que esto no es  competencia de la Opsu, pues son los consejos universitarios los que desempeñan esta tarea.

Los representantes de las distintas facultades se han manifestado, y en el caso de LUZ, Sergio Osorio, decano de medicina, aseguró que solo tienen capacidad para recibir a 400 estudiantes entre las 4 escuelas y Opsu asignó a 809 bachilleres.

Esto ha creado mucha controversia; sin embargo, en los liceos públicos los directores refieren que para este período académico la asignación subió significativamente. “El período escolar pasado, solo el 50% de los bachilleres obtuvieron su cupo, mientras que en esta oportunidad el 100% de los alumnos fue aceptado”, señaló el subdirector académico del “Alejandro Fuenmayor”, Hender Vera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s